SP — LARRY ROMANOFF — La Propaganda y los Medios de Comunicación — Parte 4 – Todo lo que tienes que hacer es pensar –May 05, 2021

La Propaganda y los Medios de Comunicación

Parte 4 – Todo lo que tienes que hacer es pensar

La Viña de Saker

Por Larry Romanoff para The Saker Blog, 5 de Junio, 2021

Traducción: PEC

ENGLISH   SPANISH

Si yo fuera un dictador, uno de mis primeros dictados sería que todos los adultos debieran tomar al menos un curso de lógica de nivel universitario. En el mundo actual, con lo que es esencialmente un elemento criminal internacional en el control, uno que maneja eficazmente la percepción pública a través de su influencia en los medios de comunicación, los lectores se beneficiarían inmensamente de una cierta exposición a los principios de la lógica.

La cuestión principal es que la lógica se ocupa de la ciencia práctica del razonamiento (la verdad y la validez de los argumentos), pero los procesos mentales reales que empleamos en el razonamiento son competencia de la psicología, no de la ciencia, y a menudo no son válidos, lo que lleva a conclusiones que no son ciertas. Es esto último lo que utilizan los propagandistas de los medios de comunicación para violar lo primero, aprovechando nuestros procesos de razonamiento psicológico para llevarnos a conclusiones falsas mientras enmascaran sus tácticas para que no seamos conscientes del engaño. La mayoría de estas tácticas son sorprendentemente sencillas.

Uno de ellos es asociar un argumento con una persona famosa o con un principio religioso o político arraigado. Una afirmación como “Todo patriota americano estará de acuerdo en que…”, suele ser suficiente para llevarnos a una conclusión errónea, a pesar de que nuestra intuición nos diga que algo no está bien. Otra táctica muy utilizada es atacar el carácter o la autoridad del autor, o incluso el tono de su escrito, sin abordar realmente el fondo de su argumento, y de hecho evitar rigurosamente abordar el argumento. Si logro impugnar su carácter, muchos lectores descartarán cualquier cosa que diga.

Y sorprendentemente, a menudo basta con afirmar lo contrario sin ninguna prueba de apoyo para desviar nuestro razonamiento de la verdad: “Afirmó la teoría ahora desacreditada de que…”, sin ninguna prueba de que la teoría haya sido realmente desacreditada, ni por quién, ni sobre qué base.

Me centraré aquí, con ejemplos, en dos tácticas principales de la falsa lógica de la propaganda mediática. La primera es la asombrosamente simple de adjuntar una mentira a una verdad. Nuestros procesos de razonamiento psicológico reconocerán una primera afirmación como verdadera, y luego aceptarán automáticamente una mentira adjunta como si también fuera verdadera. La segunda es el uso de afirmaciones que parecen al menos plausibles, pero que van seguidas de un vacío de información que nos obliga a aceptar o rechazar rotundamente la afirmación, pero sin darnos ninguna base para hacerlo. Los lectores desinformados aceptarán casi inevitablemente esas afirmaciones sin fundamento como verdaderas, a pesar de la falta total de pruebas.

Gran parte de la información que se nos presenta en forma de lo que ahora llamamos “la versión oficial” de tantos acontecimientos geopolíticos es casi infantil en su presentación, y sin embargo está hecha con tanta astucia por los expertos en propaganda que se generan pocas críticas aparentes y el público parece aceptar las historias a pesar de los inmensos y evidentes defectos. Esta es la razón por la que los artículos de los medios de comunicación no presentan ningún detalle o casi ninguno; si no se da ninguna información, no hay nada que cuestionar o atacar; si no se hacen afirmaciones, no surgen resistencias.

Así, tenemos declaraciones que hacen referencia al “creciente militarismo de China en los Mares del Sur de China”, pero ninguna información, ningún dato, ninguna documentación más allá de esa afirmación vacía. Esto deja a los lectores con la opción de aceptar o rechazar la afirmación en sí misma, pero, excepto en el caso de los lectores informados, sin una base sobre la que hacer ninguna de las dos cosas debido a la completa falta de información. Y tradicionalmente, si el público encuentra esta afirmación en cinco o seis fuentes mediáticas diferentes, tenderá a aceptarla como cierta a pesar de la ausencia total de pruebas. Peor aún, se ha demostrado repetidamente que las grandes mentiras se aceptan más fácilmente que las pequeñas. Este es el legado que dejaron Freud, Bernays y Lippman, la facilidad para “tirar de los cables que controlan la mente del público”, siempre y cuando uno controle el micrófono.

Por lo general, la “versión oficial” contiene una simple afirmación que es verdadera o al menos marginalmente plausible, que tendemos a aceptar intuitivamente como verdadera. Como ya he señalado, una de las tácticas más inteligentes de la propaganda es adjuntar una mentira a una verdad. Los lectores y espectadores casuales o superficiales casi nunca se darán cuenta de la sorprendente falta de lógica y de la discontinuidad del razonamiento en la información que están aceptando como verdadera. Consideren esto de la CNN:

“La ambición de China es convertir el ferrocarril de alta velocidad en el modo de elección para los viajes nacionales de larga distancia, pero [China lo hace realmente porque] los ferrocarriles de alta velocidad son un símbolo del poder económico del país… de su creciente prosperidad… [e] influencia política”. (1) En otras palabras, China está construyendo su red ferroviaria de alta velocidad para (a) presumir, y (b) ganar influencia política sobre otras naciones. Una mentira unida a una verdad. La primera afirmación es cierta: que China está convirtiendo el tren de alta velocidad en el modo de viaje preferido, pero las afirmaciones adjuntas son basura, afirmaciones insultantes presentadas sin una pizca de evidencia en su apoyo. Pero en la lógica mental de un lector no instruido, la mentira que va unida a la verdad es generalmente aceptada, sin discusión, como verdadera también.

He aquí otro extracto de la CNN, éste aún más sorprendente en su afirmación:

“Un informe de Pew Research de finales de 2020 encontró que de 14 países encuestados en toda Europa, América del Norte y Asia Oriental, todos tenían una opinión mayoritariamente negativa de China. Pero las opiniones sobre China estaban empeorando incluso antes de la pandemia… y [esto comenzó] en 2019, cuando los altos diplomáticos [chinos] comenzaron a denunciar agresivamente los supuestos desaires contra China en conferencias de prensa o en las redes sociales.” (2) ¿Ven lo que ha pasado? Los medios de comunicación de propiedad judía y los columnistas (en su mayoría) judíos destrozaron a China sin descanso durante todo el año 2020, y Pew señaló alegremente que todos los países encuestados tenían una visión negativa de China. Sin embargo, la razón de esta visión negativa no fueron los incesantes ataques a China en los medios públicos, sino que se debió a que los diplomáticos chinos “denunciaron agresivamente” estas falsas afirmaciones e insultos. Una mentira unida a una verdad. La primera afirmación de las encuestas es indudablemente cierta, pero la afirmación adjunta es obviamente basura, y sin embargo los lectores aceptarán generalmente todo el párrafo como verdadero. Así pues, la razón por la que yo no le gusto a la gente no es porque usted haya estado publicando mentiras sobre mí, sino porque yo he estado objetando las mentiras que usted dice.

Los dos ejemplos anteriores, tomados de entre miles similares en mis archivos, son simplemente literatura de odio, que prepara al público para aceptar una acción política o militar severa basada en “mil recortes”. Pero hay otra categoría potencialmente mucho más grave, relacionada con el encubrimiento de los crímenes cometidos por nuestra Cábala Internacional de Gangsters (CIG). Las tácticas de propaganda y la devastación de la lógica son muy similares, así como la ingenua credulidad de los lectores. En estos casos, también tenemos (a) una simple afirmación que parece intuitivamente plausible, (b) una completa falta de información y detalles, y (c) una conclusión ridícula presentada directamente o al menos insinuada, pero totalmente sin nada en qué apoyarse. De nuevo, de forma modificada, una mentira unida a una verdad.

Reuní algunos ejemplos típicos para presentarlos aquí, y me sorprendió ver que todos estaban relacionados con ataques biológicos. Cada uno de ellos es un ejemplo asombroso de una “versión oficial” que no puede ser cierta, pero que se ha hecho de forma tan inteligente que cada acontecimiento no ha suscitado ningún desafío discernible por parte de los amplios lectores de los medios de comunicación. Cada uno de ellos es, casi con toda seguridad, un ejemplo de altos crímenes perpetrados por nuestro CIG y encubiertos por sus amigos de los medios de comunicación, pero aparentemente nadie se dio cuenta. Tal es el poder de la propaganda inteligente. De ahí el subtítulo de este ensayo: Todo lo que hay que hacer es pensar. Veamos esto a continuación.

La Fiebre Aftosa en el Reino Unido

En la primera parte de esta serie me referí a las dos epidemias de fiebre aftosa en el Reino Unido que provocaron el sacrificio de millones de reses y la quiebra de la mayoría de los pequeños ganaderos. En un artículo anterior (3), que recomiendo leer, traté este tema en detalle. La versión oficial fue que “activistas por los derechos de los animales” entraron en los laboratorios biológicos de Pirbright y Porton Down y robaron “algunos viales” (nótese en qué marco) del patógeno y lo extendieron por todo el país. Esta es nuestra simple afirmación que parece intuitivamente plausible, pero presentada con una completa falta de información o detalle. La “verdad” era el brote de la enfermedad; la mentira que se adjuntaba era sobre los autores.

Sin embargo, tanto Pirbright como Porton Down son laboratorios militares de armas biológicas de nivel 4 que están bajo vigilancia militar las 24 horas del día. Ningún “activista”, ya sea de los derechos de los animales o de otro tipo, podría penetrar en una instalación de este tipo sin morir a tiros en el intento. En segundo lugar, un “vial” es una pequeña botella de cristal que contiene unos 10 ml. de líquido, algo que se puede meter fácilmente en el bolsillo. Pero el patógeno mortal se extendió por toda la nación e infectó a muchos millones de reses, lo que requeriría varios miles de litros del patógeno. No se puede lograr eso con un “frasco”, y no se puede llevar en una bicicleta. Así que ahora tenemos a nuestros activistas por los derechos de los animales acercándose a un entorno prohibido y acotado, en un entorno fuerza mortal, dando marcha atrás a un camión de 5 toneladas, cargándolo con varios metros cúbicos de un patógeno mortal, y alejándose no sólo sin ser molestados sino aparentemente sin ser percibidos. Además, debían ser miles los activistas que cubrieran toda Inglaterra e infectaran a los millones de animales de prácticamente todas las pequeñas granjas del país. Más aún, debían llevar capas de invisibilidad de Harry Potter porque hicieron todo eso sin ser vistos ni detectados. ¿Por qué esta historia tiene sentido para usted? Y hasta ahora, no hemos requerido hechos; simplemente estamos usando la lógica.

¿Tendría la historia más sentido si los medios de comunicación hubieran contado que durante los tres meses anteriores a este brote, los departamentos del gobierno del Reino Unido estaban rastreando la nación en busca de todas las fuentes de madera que pudieran ser quemadas para incinerar animales enfermos? Ni siquiera era un gran secreto. ¿Tendría más sentido la historia si los medios de comunicación les hubieran dicho que, según los documentos filtrados de la Agencia de Inspección Alimentaria de Canadá, el gobierno del Reino Unido había hecho un “simulacro” precisamente de este evento sólo unos meses antes? Muy similar al Evento 201 antes del brote de COVID-19, si le interesan las coincidencias. ¿Tendría también más sentido la historia si nos enteráramos de que una o dos empresas de Grandes Agricultores aparecieron luego repentinamente para tomar el control de más o menos todo el suministro de carne de vacuno del Reino Unido?

Los “Especuladores de Carne de Cerdo” de China

En 2019 y 2020 China se vio afectada por una ola de gripe porcina mortal en todo el país, lo que obligó a sacrificar varios cientos de millones de cerdos, la principal fuente de carne de China. El patógeno se distribuyó con pequeños drones que sobrevolaban innumerables miles de granjas mientras rociaban algo. El brote era la verdad; la mentira adjunta estaba de nuevo relacionada con los autores. Todos los medios de comunicación occidentales, incluido Hong Kong en este caso, inundaron sus páginas con afirmaciones de que los “especuladores de carne de cerdo” eran los responsables. Ignoremos los hechos por el momento e intentemos aplicar algo de lógica.

En primer lugar, muchos laboratorios de muchos países investigan estos patógenos, pero las cantidades necesarias para la investigación suelen ser de un vaso. El volumen de patógeno necesario para infectar y matar a 300 millones de cerdos sería de al menos decenas de miles de litros. ¿Dónde podrían nuestros “especuladores de carne de cerdo” obtener tal volumen de un patógeno mortal? ¿En el SevenEleven más cercano? ¿En Wal-Mart? La única fuente de cualquier patógeno de ese volumen sería un laboratorio militar de armas biológicas donde se creara para su uso. No hay pruebas de que China tenga tales laboratorios, pero por el momento supongamos que sí los tiene. ¿Cómo podrían acceder a él los especuladores de carne de cerdo? ¿Qué cree que pasaría si usted y yo fuéramos a dicha instalación militar y dijéramos: “Buenos días. Nos gustaría comprar 5.000 litros de ántrax, por favor”. Exactamente. Y si los chinos tuvieran tal instalación, sería poco probable que se lo suministraran a gente que quiere matar a la mayor parte o a todo el suministro de carne de su propio país.

Más aún, en cualquier país, ¿QUIÉN tendría acceso a estas instalaciones y a los agentes patógenos que contienen? Sólo los organismos de ese gobierno. Nadie más. La lógica nos permite descartar la posibilidad de que el patógeno provenga de una instalación china, así que ¿cuál sería la fuente? No tenemos una pistola humeante (que lo delate, N.T.), pero China y Rusia están rodeadas por 400 laboratorios de armas biológicas militares americanas. No hay ninguna otra fuente probable, ni ningún otro país con un motivo probable o con amplia experiencia en este ámbito, lo que significa que la epidemia de gripe porcina en China fue, o un ataque con armas biológicas americanas o muy posiblemente. Y la avalancha mediática sobre los “especuladores de carne de cerdo” fue una propaganda destinada a impedir el pensamiento racional de los lectores. La mentira unida a la verdad, para proteger a los autores (CIG) y culpar a la víctima.

Echemos una Mirada al SARS

No sabemos cómo se creó y se liberó el SARS, pero sí sabemos que la versión oficial presentada por los medios de comunicación occidentales fue una mentira de principio a fin. Y si los medios de comunicación promulgan una mentira, sabemos que están encubriendo a los responsables. ¿Por qué lo harían si no? Ya traté este tema en detalle en un artículo anterior que tal vez les interese leer. (4) Veamos sólo una parte de la epidemia de SARS, el “evento de superdifusión” en el complejo residencial Amoy Gardens de edificios de 30 y 40 pisos, hogar de casi 20.000 personas que experimentaron un brote masivo y tuvieron que ser evacuados. Los virólogos fueron unánimes en calificar este hecho como “el más espectacular” de toda la crisis del SARS.

La inundación de la versión oficial (en los medios de comunicación occidentales) nos dijo que el virus se propagó por defectos en el sistema de drenaje o alcantarillado del complejo de edificios, y Wikipedia añadía poéticamente que el virus “fue soplado por una suave brisa marítima” desde las tuberías de aguas residuales de los inodoros a las escaleras y de ahí a todos los apartamentos. No necesitamos hechos aquí; sólo necesitamos usar la cabeza.

¿Cuál sería la fuente de la enorme cantidad de patógeno del SARS necesaria para infectar todos esos edificios? ¿Cuál sería su medio de locomoción, y por qué elegiría reunirse en volumen en ese único lugar? ¿Y cómo podría hacerlo? ¿Los virus del SARS forman bandadas? ¿Por qué razón entraría una cantidad tan grande de ese coronavirus en los sistemas de alcantarillado? Las alcantarillas son todas subterráneas; no hay ningún punto de entrada. ¿Cómo podría una brisa, “marítima suave” o de otro tipo, entrar en el sistema de alcantarillado de un enorme complejo de apartamentos? ¿Hay un agujero en la pared exterior por donde salen todas las tuberías de los aseos? Además, para soplar el aire y el patógeno de una alcantarilla subterránea hacia arriba para infectar todos los apartamentos de 40 plantas de 10 edificios se necesitaría algo más que una suave brisa, más bien un huracán.

Yo no soy fontanero, pero un “sistema de alcantarillado defectuoso” en un edificio de apartamentos de alto nivel no parece poseer las calificaciones descritas para distribuir patógenos letales a todos los apartamentos. En cualquier caso, aparte de la afirmación inicial -y sin fundamento-, no había informes ni antes ni después del brote que sugirieran la existencia de defectos de fontanería. Una vez más, para un lector casual la historia suena plausible hasta que nos detenemos a pensar en la logística práctica. Después de todo, las tuberías de alcantarillado y drenaje son, sin duda, lugares sucios que constituyen un hogar feliz para los gérmenes de todo tipo, pero esos gérmenes están allí porque los ponemos cada vez que nos deshacemos de los residuos. No entran en un edificio y buscan las tuberías de desagüe por su cuenta, para luego correrlas por su cuenta como ratones buscando un lugar donde esconderse, y acechando hasta que se acercan las víctimas. Tampoco se extienden por un edificio y entran intencionadamente en cada vivienda. Cualquiera de los dos casos requeriría una inteligencia. Y un cubo grande.

¿Habría ayudado a su comprensión si los medios de comunicación les hubieran informado de la conclusión inmediata de los virólogos rusos de que el virus del SARS se originó “absolutamente” en un laboratorio? Fue interesante que, aunque el SARS surgió primero en la provincia de Guangdong, el destino hizo que las personas infectadas viajaran a Hong Kong, donde el virus se propagó. Las autoridades sanitarias de la China continental lo extinguieron de inmediato, mientras que Hong Kong recibió el golpe, y el SARS fue estadísticamente una epidemia de Hong Kong y no de la China continental. Casi que suena a un intento fallido.

Echemos una Mirada al MERS

A finales de 2012, el mundo experimentó la aparición de una nueva mini-epidemia de un nuevo coronavirus que se denominó MERS porque supuestamente se originó en Oriente Medio, infectando a un pequeño número de personas en Arabia Saudí, Jordania y Qatar. El virus se atribuyó a los camellos, que tras milenios de cohabitación amistosa con el hombre, decidieron repentinamente compartir su virología con los humanos. Ya traté este tema con detalle en un artículo anterior que quizá les interese leer. (5)

El brote en Corea fue la mayor manifestación del MERS fuera de Oriente Medio, y afectó a ese país con un daño económico de miles de millones. Según la versión oficial de los medios de comunicación occidentales, los contagios de Corea del Sur se debieron aparentemente a un “hombre de negocios” (no identificado y casi seguramente ficticio) que desarrolló el MERS tras regresar de un viaje a Oriente Medio. Tenemos nuestras declaraciones iniciales (bastante plausibles) seguidas de conclusiones que ofrecen cero detalles, de hecho la verdad seguida de una mentira.

Uno de los temas que los medios de comunicación ignoraron fue el brote masivo de MERS en la base aérea americana de Osan, en Corea, que convenientemente estaba muy cerca de la casa del probable “hombre de negocios infectado”. La base aérea de Osan es la sede del JUPITR ATD de los EE.UU., un programa biológico militar que opera su otra instalación de laboratorio en Fort Detrick, MD, así como la sede de uno de los laboratorios de producción de armas biológicas del ejército de los EE.UU. y un laboratorio biológico muy secreto de la OMS operado por el ejército de los EE.UU. La teoría que más se ajusta a los hechos es que el brote de MERS puede haber sido causado por un accidente de laboratorio en el proyecto de guerra biológica JUPITR, y nuestro “hombre de negocios infectado” puede, de hecho, haber llevado el patógeno en la dirección opuesta.

Curiosamente, la cobertura del brote de MERS en Corea del Sur ha sido escasa, en comparación con el SARS, que fue objeto de un virulento ataque a China las 24 horas del día durante la mayor parte del año.

Echemos una Mirada al ZIKA

Un pequeño virus tan leve que la mayoría de la gente ni siquiera sabe que lo tiene, y que nunca ha hecho daño a nadie. El ZIKA sólo se transmite a través de los mosquitos y nunca ha viajado a ninguna parte en toda su vida, permaneciendo secuestrado en un bosque de Uganda donde fue descubierto. Pero un día el ZIKA desarrolló una especie de ansia viral por viajar y recorrió unos 12.000 kilómetros, atravesando el Océano Pacífico, Estados Unidos y México, toda América Central y el Caribe, y finalmente atravesó toda América del Sur para aterrizar en el lado del Atlántico en Río y São Paulo. Desde allí, irradió casi instantáneamente hacia el exterior 4.000 o 5.000 kilómetros en todas las direcciones hasta cubrir la mayor parte de Brasil, y luego se extendió por toda Sudamérica, Centroamérica y el Caribe, inundando más de 20 países en pocos meses, llegando hasta México y Puerto Rico.

¿Cómo ocurrió esto? Bueno, según la avalancha masiva en los medios de comunicación occidentales, el ZIKA fue llevado a Brasil por un viajero de Micronesia infectado que había venido a ver el Mundial. La mentira plausible unida a la verdad. Y de nuevo, no necesitamos hechos; sólo necesitamos usar la cabeza. El ZIKA no es una enfermedad contagiosa; sólo se transmite al ser picado por un mosquito infectado. Si el viajero (ficticio) hubiera estado efectivamente infectado, ¿cuántos millones de mosquitos tendrían que haber picado a este desafortunado micronesio para infectarse y luego infectar a millones en toda América Latina en muy poco tiempo? Para causar un brote tan rápido se necesitarían cientos de millones de mosquitos infectados. Más aún, ¿cómo podrían los mosquitos infectados atravesar toda Sudamérica? ¿Pueden los mosquitos volar sobre los Andes? ¿Cómo pudieron viajar 10.000 o más kms. para inundar 20 países en pocos meses? ¿En primer lugar, cómo viajaron los 12.000 Kms. hasta Brasil? Saben que la historia oficial no puede ser cierta.

El ZIKA recibió una cobertura masiva en los medios de comunicación occidentales en horario de máxima audiencia, repleta de fotos de cementerios, lápidas y urnas llenas de flores marchitas. ¿Por qué? El número de personas que habían experimentado aunque solo fuera una enfermedad leve a causa del ZIKA era peligrosamente cercano a cero, y ninguna persona había muerto a causa de él. ¿Qué estaba ocurriendo?

Dos cosas. En primer lugar, algo que fue muy censurado en los medios de comunicación occidentales: una empresa británica llamada Oxitec llevaba varios años realizando “ensayos con mosquitos transgénicos” en toda América Latina, pretendiendo aparear sus mosquitos con la variedad local para producir una descendencia estéril, liberando cientos de millones de mosquitos en todos los países. Fue entonces cuando se produjo el brote del ZIKA.

La segunda cosa fue que el ZIKA estaba siendo empañado con historias de daños cerebrales a los bebés, historias que carecen totalmente de fundamento médico o lógico, pero que se propagan de todos modos. Al hilo de estas historias, y entremezcladas con ellas, se produjo el súbito despertar o resurgir de cientos de ONG financiadas y con sede en los EE.UU., todas ellas haciendo campaña a bombo y platillo -con el apoyo masivo de los medios de comunicación- para que toda América Latina abandonara sus leyes contra el aborto, por el bien de todas estas madres infectadas por el ZIKA, que ahora darían a luz a bebés con “cerebros devastados”.

Y esa es toda la historia. Las ONGs pro-abortistas son principalmente judías, al igual que los medios de comunicación, y al igual que Oxitec con su financiación y conexiones, incluyendo naturalmente al grupo habitual de sospechosos. La única conclusión que se ajusta a todos los hechos conocidos es que el ZIKA fue desencadenado deliberadamente, utilizando mosquitos pre-infectados como parte de un plan para eliminar las leyes anti-aborto en América Latina, la única resistencia en el mundo. Investigué esto a fondo y lo cubrí en un artículo anterior que puede interesarles. (6)

El COVID-19 de Pekín

A finales de mayo de 2020, Pekín había estado libre de virus durante casi 60 días. Recuerdo haber tenido la incómoda sensación de que esto no era el final, mis temores se justificaron cuando Pekín experimentó un nuevo brote en el mercado de Xinfadi. (7) Los medios de comunicación nos golpearon inmediatamente con una pequeña avalancha de propaganda de que Pekín estaba experimentando su “segunda oleada”, una característica del COVID-19 que fue fuertemente promulgada por los medios de comunicación a pesar del claro hecho de que NINGUNA epidemia en la historia ha exhibido segundas o terceras o cuartas “oleadas” naturales. También se afirmaba repetidamente que “los mercados húmedos de China” eran un caldo de cultivo natural para los patógenos, y que este último brote “mostraba cómo el virus puede volver a aparecer cuando se relajan las restricciones”. (8)

Los medios de comunicación occidentales se callaron rápidamente con el anuncio de la intensa investigación de “un descubrimiento pionero de rastreo de virus”, que consistía en que la cepa del nuevo virus en Pekín era la misma que la de gran parte de Europa, que esta variedad nunca se había detectado en China y que era claramente una importación. El Dr. Daniel Lucey confirmó un informe de Reuters sobre la secuenciación genética de que “el virus es de un continente diferente”, por lo que era claramente importado. (9) También era mucho más contagioso -y más mortal- que las variedades anteriores.

Los medios de comunicación señalaron que el mercado de Xinfadi era el mayor mercado de alimentos frescos de toda Asia, que ocupaba más de un kilómetro cuadrado y equivalía a casi 160 campos de fútbol, con muchos miles de tiendas. Pero se olvidaron de decir que prácticamente todo el mercado estaba “gravemente contaminado”, mientras que nada en los alrededores fue tocado. Era obvio que la contaminación entró en el mercado -y sólo en el mercado- desde una fuente externa a China, definitivamente no relacionada con los murciélagos no con otra “fauna”.

El marco y la táctica de la propaganda son instructivos: ya estábamos condicionados a aceptar las “segundas olas” a pesar de que éstas son una ficción mediática, y también precondicionados a aceptar que estos mercados son insalubres, incluso cuando no lo son. Pero ante las mentiras que se adjuntan a una verdad, y sin dar detalles, nuestros procesos mentales aceptan como verdaderas las conclusiones deseadas por los medios de comunicación.

Sin embargo, la falta de lógica es flagrante. ¿Cómo puede una variedad muy diferente de un virus viajar desde otro continente hasta Pekín sin dejar infecciones por el camino? Y este nuevo virus viajaba con amigos y podía infectar 160 campos de fútbol en un par de días. Los brotes de virus siempre comienzan a muy pequeña escala, y luego se expanden, así que ¿cuál sería la fuente de una cantidad tan enorme de patógeno liberado en un solo lugar y de una sola vez? ¿Y por qué atravesaría media China, eligiendo aterrizar e infectar sólo ese lugar de Pekín, el mayor mercado de toda Asia con cientos de miles de visitantes cada día, mientras que se compadece de cualquier otra posible víctima? Eso casi requeriría una inteligencia. Y un gran cubo. Para evitar tales conclusiones, los medios de comunicación occidentales impusieron un embargo informativo sobre este tema inmediatamente después de que se dieran a conocer los hechos. Nos quedamos con la incómoda sensación de que los medios de comunicación occidentales estaban emitiendo propaganda destinada a encubrir a sus amigos del CIG.

 

El COVID-19 de China

Me detendré aquí en un solo tema de propaganda mediática, el del origen y la distribución del COVID-19 en China. Los medios de comunicación occidentales, empezando por Radio Free Asia, fueron al principio unánimes en cuanto a la “filtración” del virus desde los laboratorios de la Universidad de Wuhan, pero cuando China contraatacó con Fort Detrick, la narrativa cambió a los murciélagos. Esto fue tan cierto que incluso las redes sociales americanas censuraron a cualquiera que sugiriera un origen de laboratorio para el virus. Ahora hemos dado un giro de 180 grados, con el origen de laboratorio de nuevo sobre la mesa y Facebook dando la bienvenida a las publicaciones sobre Wuhan (pero no Fort Detrick). Presumiblemente, culpar a los murciélagos está ahora prohibido.

Este nuevo “examen” fue impulsado en gran medida por Nicholas Wade, un antiguo escritor científico del New York Times, que realizó una detallada investigación en la que demostró que el caso de una fuga de laboratorio era científicamente sólido, aunque como todos los demás, se centra sólo en una liberación de Wuhan pero no de Fort Detrick, que sería más plausible por muchas razones.

En términos de propaganda mediática, el proceso es similar: una mentira unida a una verdad. A pesar de todos los intentos anteriores y de una gran cantidad de ruido mediático, nunca se presentó una pizca de evidencia para documentar la posibilidad de que el virus se escapara del laboratorio de Wuhan. Pero ahora se nos informa de algo nuevo: que Estados Unidos tiene un enorme volumen de “información” que aparentemente no ha sido examinada, pero que ahora será evaluada críticamente en busca de pruebas y evidencias de la “culpabilidad” de China.

Una vez más, sólo hay que pensar. Durante 18 meses, Estados Unidos, a través de los medios de comunicación, hizo intensos e incesantes esfuerzos para culpar a China del brote. ¿Es realmente posible que durante toda esa febril persecución la CIA y el Departamento de Estado tuvieran a su disposición un “tesoro” de inteligencia que podría haber demostrado la culpabilidad de China, pero que de alguna manera no se molestaron en comprobar? Tal suposición carece de toda lógica. La suposición más sensata es que todo fue examinado desde todos los puntos de vista posibles, y la lógica sugeriría que esta última estratagema de Biden no producirá más que más ruido mediático. La mejor defensa es un buen ataque.

Para echar un poco de leña al fuego, el Departamento de Estado americano afirma -de nuevo sin pruebas- que “varios científicos” de Wuhan fueron hospitalizados al inicio del brote con “lo que parecían ser” síntomas de COVID-19, como si ellos lo supieran. Pero esto “casi demuestra” que, después de todo, fue culpa de China. Las autoridades chinas han declarado firmemente que la afirmación anterior no es cierta, que nadie del laboratorio de Wuhan estuvo enfermo ni fue hospitalizado, pero los medios de comunicación occidentales lo ignoran o lo descartan como propaganda comunista. En este caso, una mentira unida a otra mentira.

Sería negligente no mencionar el mayor salto de todos en la lógica de la versión de los medios de comunicación occidentales sobre este acontecimiento: que un escape accidental de un patógeno se produjera en uno de los principales centros de transporte de China con, literalmente, decenas de millones de viajeros que salen o pasan por allí en la víspera de la migración anual de China -la más grande del mundo-, donde quizás 600 millones de personas podrían estar viajando a casa para el Año Nuevo chino. Si yo fuera un patógeno que quisiera escapar del encierro, no podría hacerlo mejor. Utilizar este lugar en ese momento prácticamente garantizaría una epidemia nacional instantánea de proporciones bíblicas, extendiendo la infección por todo el país con el potencial de hacer retroceder la economía china 30 años de un solo golpe. Eso casi requeriría una inteligencia. Y un gran cubo.

Esta historia aún no ha llegado a su capítulo final.

Los 6 Ataques Biológicos a China

Esto no ha sido informado en Occidente, pero China sufrió un total de 6 ataques biológicos en dos años, siendo la gripe porcina y el COVID-19 sólo dos de ellos. Hubo varios brotes concentrados de gripe aviar, algunos de ellos de patógenos muy mortíferos, y ninguno de ellos tenía una fuente natural clara. La pregunta es: ¿por qué China? La versión propagandística de los medios de comunicación sugiere que China carece de cohesión sanitaria, pero la verdad es que la mayoría de los países de Asia están muy por debajo de China en materia de saneamiento, siendo India quizás el peor ejemplo. La lógica nos induce a preguntarnos por qué la India no tiene docenas de brotes de patógenos, y por qué todas estas epidemias ocurrieron sólo en China. Y, por supuesto, la lógica también nos induce a preguntar quién tiene 400 laboratorios de armas biológicas en los alrededores de China y de Rusia.

*

Los escritos del Sr. Romanoff se han traducido a 30 idiomas y sus artículos se han publicado en más de 150 sitios web de noticias y política en idiomas extranjeros en más de 30 países, así como en más de 100 plataformas en inglés. Larry Romanoff es consultor de gestión y empresario jubilado. Ha ocupado altos cargos ejecutivos en empresas de consultoría internacional y ha sido propietario de un negocio internacional de importación y exportación. Ha sido profesor visitante en la Universidad Fudan de Shanghai, presentando casos prácticos de asuntos internacionales a las clases del último año del EMBA. El Sr. Romanoff vive en Shanghai y actualmente está escribiendo una serie de diez libros relacionados generalmente con China y Occidente. Es uno de los autores que contribuyen a la nueva antología de Cynthia McKinney “When China Sneezes” (Cuando China estornuda), Cap. 2 Tratar con Demonios“.

Puede verse su archivo completo en
https://www.moonofshanghai.com/  and 
http://www.bluemoonofshanghai.com/  

Puede contactarse con él en: 2186604556@qq.com

*

Notas

(1) https://edition.cnn.com/travel/article/china-high-speed-rail-cmd/index.html

(2) https://edition.cnn.com/2021/06/02/china/xi-jinping-beijing-diplomacy-wolf-warriors-intl-mic-hnk/index.html

(3) https://www.moonofshanghai.com/2020/06/larry-romanoff-uk-foot-and-mouth.html

(4) https://www.moonofshanghai.com/2021/01/sp-larry-romanoff-sars-november-16-2020.html

(5) http://www.bluemoonofshanghai.com/politics/mers-november-18-2020/

(6) https://www.moonofshanghai.com/2020/06/larry-romanoff-zika-june-12-2020.html

(7) https://www.moonofshanghai.com/2020/06/covid-19-china-reseeded-with-covid-20.html

(8) https://news.yahoo.com/beijing-closes-market-locks-down-113540088.html

(9) https://sciencespeaksblog.org/2020/06/14/covid-19-in-beijing-a-new-outbreak-linked-with-large-market-xinfadi/

La fuente original de este artículo es The Saker Blog

 

Copyright © Larry RomanoffMoon of Shanghai
Blue Moon of Shanghai, 2021